7 jun. 2012

Apreciado Preciado,

Manolo Preciado



Tú mejor que nadie sabes que la vida no es ni mucho menos un camino de rosas. A ti, particularmente, te ha dado duros golpes de los que has sabido reponerte con una fortaleza envidiable.

Ha tenido que ser muy duro perder a tu esposa tras una larga enfermedad, aunque dicen que lo peor para un padre es perder un hijo. ¡Qué te voy a contar!, eso lo sabes de sobra.

Además, para colmo, hace unos meses tuviste que enterrar a tu padre.

Seguramente ya estarás reunido con todos ellos y les podrás contar que como entrenador has conseguido que cinco equipos asciendan de categoría, dos de ellos a Primera División. Te han arrebatado la oportunidad de intentarlo con un sexto.

A pesar de no haber empezado con buen pie la relación con Mourinho, al final has dejado un amigo. Él ha escrito una carta donde lamenta que te hayas ido tan pronto.

En realidad estabais “condenados” a entenderos, pues tenéis caracteres bastante parecidos.

El mundo del fútbol está llorando porque no volverá a verte en los banquillos.

Tu Cantabria natal está desolada y los aficionados del Sporting te rinden homenaje. Incluso en Valencia, donde ibas a empezar tu nueva etapa deportiva como técnico del Villarreal (quién sabe si el tercer equipo que hubieras ascendido a Primera), los aficionados te echan de menos sin ni tan siquiera haber podido disfrutar de tu presencia en su Club.

Hasta Polonia ha llegado la noticia y desde allí varios jugadores de La 
Roja y periodistas se han lamentado por la misma.

Has sido Trending Topic, algo que no tendría mayor importancia si no fuera porque la inmensa mayoría de los mensajes eran de personas anónimas que se mostraban tristes y sorprendidas por lo sucedido, pero que tenían palabras de agradecimiento por todo lo que les has aportado en los equipos por los que has pasado.

A los 54 años se ha parado un gran corazón. 

¡Hasta siempre Preciado!

Escrito por @bea_futbolera 


Desde Pikoteo Deportivo nos unimos al dolor de la familia de Manolo Preciado, tanto a la más íntima como a la deportiva.

No hay comentarios:

Publicar un comentario