22 ago. 2011

SUPERPARTIDOS DE SUPERCOPA

El Barça se hizo con el trofeo “menos importante del año pero más importante del verano”.
El partido de ida disputado el 14 de agosto en el Bernabéu terminó empate a 2, con goles de Özil, Villa, Messi y Xabi Alonso.
El Real Madrid tuvo muchísimas más oportunidades de gol, pero el Barça resultó más eficaz y materializó en gol prácticamente las dos únicas ocasiones en que se acercó a la portería de Casillas.
La polémica del primer encuentro estuvo marcada por los dos penaltis no pitados por el colegiado cántabro, uno en cada área.
En el primero de ellos, Víctor Valdés y Cristiano Ronaldo fueron los protagonistas (sí, otra vez). Y es que cuando el guardameta blaugrana se encontraba en el suelo, éste sacó la mano evitando que el crack portugués peleara el balón.
En la zona mixta Valdés afirmó que CR7 chocó con su brazo. Pero ¡ay amigo!, hoy en día está el campo lleno de cámaras y hay imágenes que demuestran que el portero vio al jugador blanco.
En el otro penalti  no señalado intervinieron Marcelo y Pedro. El brasileño empujó al tinerfeño.
El chileno Alexis Sánchez debutó y dejó muy buenas sensaciones. Al igual que Coẽntrao y Callejón.
El de la ida fue un superpartido, en el que “los hombres de Mou” dieron muestra de su superioridad frente a un Barça, que en palabras de su entrenador no había tenido tiempo suficiente para prepararse (y digo yo: que hubieran empezado antes). Aunque no es del todo cierto, pues Messi ha disfrutado de un preparador personal durante sus vacaciones.
Como era de esperar la vuelta, que se jugó en el Camp Nou el 17 de agosto, no iba a ser menos. El partido celebrado en la ciudad condal fue un superpartidazo. Nadie diría que se ha jugado en pleno mes de agosto por las muestras de calidad que dejaron los dos equipos.
Iniesta adelantó a los locales en una jugada que pilló muy despistada a la defensa blanca. El empate a uno lo puso CR7 (que firmó su GOL número 100 como MADRIDISTA y además marcó por primera vez en el Camp Nou). Pero Messi volvió a adelantar a los blaugranas y Karim Benzemá empató a 2.
Parecía que el partido estaba destinado a la prórroga, pero Leo Messi marcó el tercer gol para su equipo cuando el tiempo reglamentario se acercaba a su fin. Demostró que es uno de los mejores jugadores del mundo marcando tres goles al que está considerado el mejor portero del mundo. A estas alturas Casillas debe tener pesadillas con el argentino, pues el de Móstoles se ha convertido en su víctima favorita.
Valdés, que al igual que Casillas realizó grandes paradas, vio la tarjeta amarilla por perder tiempo y los recogepelotas debieron de sentir todos a la vez un apretón importante, ya que literalmente desaparecieron. Teniendo que ser los propios jugadores del Real Madrid los que fueran a por el balón.
Los blancos tal vez tenían todavía tiempo para empatar a tres y llevarse el título, pero eso nunca lo sabremos por la tángana que se produjo.
El “desencadenante” de la misma fue una entrada de Marcelo a Cesc Fábregas (que se estrenaba como jugador blaugrana después de tres años intentándolo). Inmediatamente Guardiola se acerca al terreno de juego, pero consciente de que su banquillo va detrás de él, decide recular y trata de frenar los ánimos de sus chicos. Demasiado tarde ya.
Marcelo fue expulsado (por la entrada), pero también lo fueron Villa y Özil. El asturiano le propinó una torta al jugador alemán. Algunas informaciones apuntaban a que el 7 del Barça había llamado “moro de mierda” a Özil, pero sinceramente nos cuesta mucho creer que eso sea cierto.
Otras fuentes apuntan a que efectivamente le insultó, pero que en ningún caso hizo referencia ni a su religión ni raza. (Mejor así. Desde aquí siempre hemos condenado todo tipo de insulto o desprecio, especialmente los originados por motivos de raza o religión).
Lo que está claro es que algo molestó al 10 del Real Madrid, pues si por algo se caracteriza Özil es por ser una persona tranquila, a la que prácticamente hay que pisarle un huevo -perdón por la expresión- para que salte.
El caso es que en cuestión de segundos se lió “la de San Quintín”. Una de las imágenes que ha dado la vuelta al mundo ha sido la de Mourinho metiéndole el dedo en el ojo a Tito Vilanova.
En absoluto estamos justificando ese comportamiento, pero hay que ver la secuencia completa: Tito Vilanova se dirige a Mou y unos 20 segundos después el técnico portugués responde con la conocida escena del ojo, pero lo que pocos han mostrado es que el segundo de Guardiola le da una colleja y un empujón al entrenador del Real Madrid.
Ambas acciones son igualmente condenables, pero parece que sólo interesa mostrar una mala imagen de José Mourinho.
No creemos que sea fruto de la casualidad. Si tenemos en cuenta que Pepe (sí, a veces se le va un poco la olla) ha sido protagonista en la sección de deportes de prácticamente todas las cadenas de televisión españolas de videos en los que se le deja como jugador extremadamente violento. Y es cierto que en alguna ocasión se ha pasado. Pero tampoco se trata de iniciar ahora una campaña contra él. Y más aún cuando los clásicos están a la vuelta de la esquina, porque no nos engañemos: esto condiciona el arbitraje de los mismos.
Los medios de comunicación de todo el mundo se han hecho eco de los lamentables incidentes. Y es que han eclipsado el excelente juego de los dos equipos y el superpartidazo del que disfrutamos. Una auténtica pena.
FELICIDADES AL BARÇA!!

SI CR7 HACE LO QUE HIZO MESSI…
No quiero ni pensar lo que hubiera ocurrido, aunque me lo puedo imaginar: aparecería en todos los informativos, portadas de periódicos, etc.
Pero parece ser que existe un doble rasero: cuando Leo Messi marcó uno de los goles, a la altura del banquillo del Real Madrid hizo un gesto con la mano izquierda como diciendo “mucho hablar”, otros lo interpretan como “hablad ahora”.
Además, le pegó un empujón a Fabio Coẽntrao.
Igualmente, escupió cerca de Mourinho. Aprovecho para recordar que cuando en el mundial CR7 lo hizo cerca de una cámara (tras el partido contra España), todo el mundo lo criticó, incluida Belén Esteban.
En uno de los encuentros que se disputaron en el Bernabéu la pasada temporada, el argentino lanzó un balonazo a los aficionados y ni tan siquiera se disculpó.
Por cierto, aprovechamos para sugerir que echéis un vistazo a las portadas de los principales periódicos deportivos de España de 18 de agosto. Y es que no sólo la prensa catalana, sino también la madrileña elogian el juego de Messi (podéis mirar el As y el Marca).
Algo que sería impensable que ocurriera en El Mundo Deportivo hablando de Cristiano Ronaldo.
Lo comentamos porque alguno nos habéis mandado emails (a pikoteodeportivo@hotmail.com) diciendo que esto no ocurre.
Pues ahí tenéis, para muestra un botón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario