10 sept. 2011

33 AÑOS DESPUÉS LA VUELTA CICLISTA A ESPAÑA REGRESA A EUSKADI

Como no podía ser de otra manera, teniendo en cuenta el gran seguimiento que tiene el ciclismo por estas tierras, una marea naranja (color que identifica a los aficionados del Euskaltel Euskadi) acompañó y animó a los deportistas.
Igor Antón ganó la etapa Noja-Bilbao. A lo largo del recorrido el corredor del Euskaltel Euskadi estuvo saludando a amigos. Y es que en el Alto del Vivero se podían leer mensajes de apoyo a los participantes en la carrera. Especialmente a Igor Antón, que tuvo la suerte de poder pasar por su pueblo: Galdakao.
Llama la atención el hecho de que a pesar de que estos deportistas llegan exhaustos tras pasar alrededor de cuatro horas subidos a la bicicleta, no suelen tener un mal gesto hacia la prensa (como ocurre con otros profesionales que además cobran bastante más. Véanse futbolistas) y atienden a los medios.
"El triunfo soñado en Bilbao, la capital del mundo del ciclismo. Esto me quita todos los sinsabores pasados. Ha sido una auténtica bilbainada", dijo Antón.
No olvidemos que el año pasado sufrió una caída cuando iba líder. Muchos entendidos del ciclismo creen que de no haberse caído, la vuelta hubiera sido suya.

No hay comentarios:

Publicar un comentario